Por la Sierra de las Quilamas. De San Miguel de Valero a El Piélago pasando por Valero.

Muchas veces no hay que ir muy lejos para disfrutar viajando, basta con aprovechar las posibilidades que te ofrece tu tierra. En este caso hemos aprovechado el fin de semana para visitar la zona de la Sierra de las Quilamas en Salamanca. La idea era disfrutar en familia de un fin de semana lleno de aventura, baños y tranquilidad.

El plan previsto era pasar la tarde noche del viernes en San Miguel de Valero para el sábado a primera hora de la mañana ir al Parque Aventura Vael Equipe, por la tarde bajar a las piscina naturales de Valero y finalmente pasar la tarde y la mañana del domingo disfrutando del pueblo, de la naturaleza y de sus piscinas naturales.

AC_ElPielago

Los planes casi se cumplieron, pero, como siempre nos pasa cuando vamos con la autocaravana, se variaron para ampliar las opciones, que al final resultaron muy bien, ya que nos permitió conocer una nueva zona desconocida para nosotros, el Charco El Piélago o más conocido como simplemente El Piélago (paraje natural de baño situada aguas abajo de la Junta de los Ríos del Quilamas con el Alagón).

SMValero_arco

La tarde noche del viernes no dio mucho de sí, lo justo para encontrar un lugar tranquilo en San Miguel de Valero donde aparcar en la plaza que hay junto a la Iglesia de San Miguel, cerca de una zona de juegos infantiles, donde las niñas disfrutaron jugando y conociendo a otros niños, para cenar y dar un tranquilo paseito por el pueblo, por sus recogidas calles, algo más concurridas en verano, y llegar al merendero que han hecho en la parte alta del pueblo, en el mirador, donde se tiene una estupenda vista de la sierra de la Sierra de las Quilamas y de la Peña de Francia. Allí se encuentra el monumento a la Reina Quilama, protagonista de la leyenda de la reina mora Quilama (que se describe perfectamente en la siguiente página: La cueva de la Reina Quilama : la última reina goda).

SMValero_ReinaQuilama_Vistas
SMValero_ReinaQuilama_VistaSFrancia

El sábado por la mañana lo pasamos en el Parque de aventura, a las afueras del pueblo, junto a las piscinas municipales. Un lugar muy agradable, llevado por gente también muy agradable, donde las niñas pudieron disfrutar como enanas. La actividad en el Parque comienza con una charla sobre seguridad y con un periodo de prueba para que los niños se acostumbren a manejarse con los arneses y sepan moverse con seguridad. Una vez adquirida la destreza suficiente para moverse libremente y de forma segura, pero controlada, pasan a realizar los circuitos de Pequeña Aventura (circuito para los más pequeños, a partir de 4 años, con cuerdas flojas, tonel, liana y tirolina) o Descubrimiento (circuito para mayores de 9 años con más retos que el anterior y a una mayor altura). Como podéis imaginar, toda una delicia para ellas que aguantaron hasta ultima hora de la mañana recorriendo una y otra vez los circuitos. Eso sí acabaron rendidas pero contentas.

SMValero_ParqueAventura
SMValero_ParqueAventura_vista
SMValero_ParqueAventura_tonel
SMValero_ParqueAventura_Descubrimiento
Después de comer bajamos a Valero, decidimos hacerlo  a primera hora de la tarde previniendo el menor tráfico posible, porque la carretera que lleva al pueblo, una carretera de montaña, es muy estrecha y llena de curvas cerradas, en la que en algunos tramos circular dos vehículos, y más si uno es una autocaravana, resulta un poco complicado.

Valero_desdeSMVAlero

Buscar un sitio donde aparcar fue problemático, dado que Valero cuenta con estrechas y empinadas calles y es casi imposible acceder al centro del pueblo con la autocaravana. Por suerte encontramos sitio en la carretera que cruza el pueblo y lleva a Santibañez de la Sierra.

Valero_pueblo
Valero_callefloreada

Tarde de baños y juegos en las piscinas naturales (formadas por una pequeña presa sobre el río Quilamas), en las que había un gran ambiente, multitud de familias y muchachos disfrutando de la tarde soleada. Y pronta recogida. El día había sido intenso y todos estábamos cansados.

Valero_piscinanatural

Los planes para el domingo eran disfrutar de la mañana en las piscinas y por la tarde, antes de regresar a casa, ir a conocer El Piélago, pero ante la insinuación de un vecino de que donde estábamos aparcados podríamos molestar decidimos adelantar los planes e irnos por la mañana a buena hora a conocer esta zona de baño. Tras preguntar por su localización marchamos en su búsqueda. Las explicaciones no fueron nada buenas, demasiado vagas, por lo que nos costó localizarlo, además la carretera, en algunos de sus tramos, era más estrecha que la que nos llevaba de San Miguel de Valero a Valero. Tras pasárnoslo y volver a preguntar dimos por fin con el sitio (os paso su localización por si algún día vais: https://goo.gl/maps/mwJp8). La verdad es que está un poco complicado porque no viene señalizado, pero se reconoce por la proximidad de una peña y de zonas donde el arcén es más ancho para permitir que los coches de los bañistas aparquen. A otras horas resulta más fácil porque resulta un lugar frecuentado por paisanos y visitantes, que era el principal argumento que nos dieron para localizarlo.

ElPielago_localizacion
ElPielago_aparcamiento

Durante gran parte de la mañana estuvimos prácticamente solos y pudimos disfrutar del lugar, de las cristalinas y frías, aunque soportables, aguas de las pozas, donde los pececillos jugaban a sus anchas, de las peñas que delimitan su cauce y de los árboles que flanquean su ribera. Tiene dos zonas de baño, una con aguas más profundas y otra más pequeña y de menor profundidad, más adecuada para niños pequeños. El único pero, por ponerle alguno, en que las “playas” y el río son canchales y es conveniente llevarse calzado adecuado para moverse por allí, o tener unos pies ya bien curtidos. A media tarde, a eso de las seis, El Piélago se llenó de gente, por lo que decimos marcharnos, teníamos un recorrido de vuelta no muy largo, pero al ser entre montañas era previsible que lo hiciéramos de forma tranquila para disfrutar además del trazado de la carretera por sus vistas, porque a uno le gusta ir saboreando los sitios por los que pasa.

ElPielago
ElPielago_pozas
ElPielago_poza
Un buen fin de semana y cerca de casa, en nuestra tierra salmantina, que por supuesto, y como podéis ver en otras entradas de este blog (La Alberca, Salamanca. Escapada invernal, Un día en Béjar: Ruta de las fábricas textiles y El Bosque y Mogarraz. Caminos de agua y vida), también tiene y ofrece sitios de gran interés para disfrutar en familia, pequeños y grandes.

Anuncios

2 Respuestas a “Por la Sierra de las Quilamas. De San Miguel de Valero a El Piélago pasando por Valero.

  1. Hola,
    una pequeña corrección, las piscinas de Valery no están en el río Alagon. Están en el río Quilamas, más frío y cristalino, que corre todo el año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s