Por fin un poco de cordura para con el autocaravanismo

28 de agosto de 2014

Resulta sorprendente la reacción que ha tenido la noticia de prensa publicada antes de ayer por Muchocastro.com de Castro Urdiales “Las autocaravanas pueden aparcar en Castro en las mismas condiciones que cualquier otro vehículo“, en la que se recogen las declaraciones del Jefe de la Policía Local, Juan Antonio Arizmendi, a Punto Radio apoyando esta cuestión y defendiendo que la Ordenanza municipal de aparcamiento de autocaravanas en su municipio se basa en el cumplimiento de la instrucción de la Dirección General de Tráfico que así lo dice, y que lo por lo tanto en el municipio está permitido aparcar, no así acampar, demostrando tener claro que se entiende por acampar (chapeau).

Resulta sorprendente ver como aplicando el sentido común y el respeto a la normativa vigente el colectivo autocaravanista, ávido de buenas noticias y un poco de sentido común en relación con el tema de los estacionamientos de las autocaravanas, se ha volcado abiertamente en las redes sociales a aplaudir, apoyar y difundir esta medida. Y más por venir de donde viene, nada menos que del Jefe de la Policía Local, quien, como es de suponer, en nombre de la corporación local demuestra un grado de sensatez, cordura, conocimiento de la legislación vigente en materia de tráfico y respeto hacia el autocaravanismo (¡por fin!).

Y es que resulta totalmente acertado ver a las autocaravanas como a cualquier otro vehículo, con sus deberes y derechos, y pensar que mientras se cumpla con las normas y se estacione adecuadamente y no se acampe, teniendo claro por parte de todos qué es eso, no habrá ningún problema y se podrá disfrutar de las gentilezas de este municipio, y por extensión de cualquier otro, como cualquier otro ciudadano.

Es de agradecer que entre tanta noticia desalentadora para los intereses de los autocaravanistas (puede comprobarse en el seguimiento sobre este tema que hago en Storify: “Estacionamiento y áreas de autocaravanas en España“), aparezca una noticia que contradice todas las actuaciones arbitrarias e interesadas de muchos ayuntamientos que contraviniendo la normativa estatal hace tabla rasa de estas normas de circulación y se afanan por expulsarnos de sus municipios o por obligarnos a pernoctar en  camping de su conveniencia, cuando esto debería ser una cuestión sometida a la libre elección de los autocaravanistas.

Por suerte, junto a estas declaraciones, existen otros tantos ayuntamientos preocupados por atraer o mantener a los autocaravanistas creando espacios donde poder cubrir, cuando menos, nuestras necesidades básicas de carga y descarga de aguas. Pero a veces no es oro todo lo que reluce, y la creación de espacios de pernocta, aunque es de agradecer, parece que se plantea como un buena opción para “retirar” a las autocaravanas de ciertos espacios públicos, ofreciendo, como alternativa, espacios con plazas insuficientes y, a veces, muy apartados del casco urbano. Esto, en algunos casos, se agrava con que el interés demostrado en su creación es pronto olvidado, descuidando el mantenimiento de estos espacios. También es cierto que nosotros debemos poner nuestro granito de arena y velar por el cuidado y mantenimiento de los mismo.

Para finalizar, no quiero dejar pasar la oportunidad para reavivar el tema del nuevo Reglamento General de Circulación, porque últimamente se está redifundiendo una noticia de mayo de 2014 en la que se dice que terminará con la discriminación de las autocaravanas. Pues bien, quiero recordar a todo el mundo como en el último borrador se suprimió de forma inesperada e inexplicable el Artículo 92 (aunque la verdad sería mejor decir suprimido de forma interesada y caciquil por algunas partes, véase, algunos ayuntamientos y campings), artículo en el que regulaba claramente el estacionamiento de autocaravanas (véase esta entrada de mi blog: El derecho de estacionamiento y pernocta de los autocaravanistas, en peligro, del 22 de mayo de 2014). Aunque ya sé estamos a finales de verano y como es de suponer las cosas están paradas, pregunto: ¿Cómo sigue el tema? ¿En qué punto está? Porque como interesado, me preocupa y me gustaría saber cómo van las cosas, como me imagino que le sucede a la mayoría de los autocaravanistas. Me gustaría, y creo que no es mucho pedir, que se aplicara aquí el sentido común y el respeto a la legislación vigente de la que hacía gala el Jefe de Policía de Castro Urdiales para reconducir el tema hacía cauces más normales, más acordes con lo que sucede en el resto de Europa, porque recuerdo que somos europeos para todo y no solo para lo que interesa y cuando interesa.

Seguiré atento a ver cómo termina todo esto, a ver si se impone el sentido común o si por el contrario seguiremos siendo esclavos de esos intereses creados que van extendiendo su garra e influencia sobre todos nosotros para decirnos e imponernos lo que tenemos que hacer. Porque mientras pueda seguiré siendo autocaravanista, y me sentiré orgulloso de serlo y de defender la libertad de movimientos y de decisión a la que tenemos derecho y que tanto nos gusta poner en práctica. Sintiéndome orgulloso de disfrutar de una forma de turismo libre e itinerante que me apasiona.

#MeGustanLasAutocaravanas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s