Navarra y sur de Francia con niños. III. Labenne Océan

Del 25 al 31 de marzo de 2013.

Labenne Océan

Labenne_bunkers2Después de visitar Falces y Lekunberri y de recorrer la comarca de Xareta, la tercera y última etapa de nuestro viaje fue Labenne Océan. El destino en este caso era el camping Sylvamar, un camping de cinco estrellas que ya conocíamos y que nos gusta por su precio, 25 euros día por parcela, electricidad incluida, y fundamentalmente por sus instalaciones y servicios, y también por sus alrededores, con la playa a menos de un kilómetro, múltiples senderos entre los bosques cercanos y una vía verde extensa, de unos 40 km, casi plana, de escasa dificultad que une las playas de este zona de las Landas (Ondres, Labenne, Capbretoon, Hossegor…), muy conocidas y visitadas por los amantes del surf y llamativas por los restos de los bunkers alemanes de la II Guerra Mundial que aún conservan.

El camping cuenta con una piscina infantil climatizada, cerrada y repleta de juegos acuáticos, ideal para esta época donde los días son inestables y lluviosos; piscinas abiertas con varios vasos, uno de ellos con agua caliente, canal con corriente de agua, para dejarse llevar en sus grandes flotadores, y toboganes; distintas zonas deportivas y recreativas con castillos hinchables y un amplio programa de actividades dirigidas a los niños durante todo el día, además de un centro de balneoterapia para los adultos. En definitiva una buena alternativa para que niños y adultos disfruten. Pero también tiene un par de cosas que no me gustan y quiero reseñar: la primera es que no dispone de wifi gratuita, algo cada vez extendido y común, un valor añadido de los camping, la wifi que había era de pago y a unos precios desorbitados, y que no dispone de espacio para vaciado de aguas grises para autocaravanas, deben de pensar que al estar en un camping sólo vas a usar sus instalaciones y no lo necesitas, y como hay un área de autocaravanas justo al lado con servicio de vaciado de aguas grises lo creerán suficiente, una pena.

Sylvamar_piscinainfantil

Sylvamar_piscinasSylvamar_actividades

Sylvamar_discotecainfantil

El tiempo durante los días de Semana Santa podemos decir que fue relativamente bueno, aunque llovió, lo hizo fundamentalmente por la noche, permitiendo disfrutar de nuestra estancia en el camping y de los paseos más que recomendables por la zona. Las escapadas que hicimos fueron para conocer el litoral próximo, tres escapaditas, una por día, a las playas Labenne, Ondres y Capbretoon.

El apenas kilómetro que hay hasta la playa de Labenne hace que acercarse hasta allí sea un corto paseo que con los niñoas se hace perfectamente andando. La playa en esta época era casi inexistente, había casi desaparecido por el fuerte oleaje y las mareas altas. Desde su mirador lo que primero me llamó la atención fueron los bunkers, vapuleados por el oleaje de un mar agitado luego, su fina arena y las vistas del litoral en esa tarde encapotada.

Labenne_bunkersLabenne_playa

Las playas de Ondres quedan a apenas 5 kms por la vía verde, un recorrido bien señalizado entre pinos y alcornoques y en su tramo inicial siguiendo el canal. En los accesos a la playa encontramos en uno de sus aparcamientos un área de autocaravanas municipal, aunque de pago, como sucede en muchas áreas francesas, con capacidad para 41 autocaravanas o camper en el que además de los servicios de vaciado de aguas grises y negras se da enganche eléctrico. Todo ello por 7 euros en temporada baja y 9 en alta (el año pasado en temporada alta se pasaba la policía municipal a cobrar las tasas, en temporada baja no sé como lo harán).

La playa es amplia pero, como sucedía con el resto de playas que visitamos en esta época, comida por el fuerte oleaje.

Ondres_viaverdeOndres_areaac

Ondres_cartelareaac

Capbreton está a unos 8 kms por la vía verde, después de recorrer un camino flanqueado por bosques de pinos, robles y alcornoques. A diferencia de Ondres, las playas de Capbreton están más integradas en el casco urbano, pero siempre se mantiene una distancia prudencial hasta las playas para mantener las dunas y su entorno. A la primera playa que se accede desde la vía verde es a la de Les Océanides, playa en la que se encuentra el área de autocaravanas, muy amplia con espacio para más de 100 autocaravanas y que durante todo el año presenta un nivel de ocupación muy alto, en verano y por experiencia es casi imposible encontrar una plaza libre. Ofrece todos los servicios, electricidad incluida, y sus tarifas varían de entre 7,50 euros en temporada baja a 12. Frecuentada por surfistas, los únicos que se atrevían a bañarse en esta época, mi mirada se fijó en los graffitis coloristas que decoraban los bunkers, una forma de integrar y dar un valor más humano y artístico a un recuerdo bélico repugante pero necesario para evitar que la historia se repita.

Ante la amenaza de lluvia hice una breve visita a algunas de sus playas y al centro de Capbreton antes de volver al camping. Un recorrido muy agradable y muy frecuentado por paseantes, patinadores y ciclistas.

Capbreton_viaverdeCapbreton_viaverde2Capbreton_areaacCapbreton_bunker

Para finaliza quiero resaltar algo que me llama la atención de esta zona y es la cantidad de camping y áreas de servicio para autocaravanas existentes, un área de servicio en cada uno de estos municipios,  que conviven normalmente y todos ellos con bastante movimiento, todo un ejemplo a seguir.

El domingo de vuelta a casa, dando por finalizadas las vacaciones, pero con ganas de volver a salir y descubrir nuevos sitios o recordar lugares que por su encanto nos dejaron un buen sabor de boca.

Enhanced by Zemanta
Anuncios

3 Respuestas a “Navarra y sur de Francia con niños. III. Labenne Océan

  1. Pingback: Navarra y sur de Francia con niños. II. Comarca de Xareta | ACEnruta·

  2. Qué buena pinta tiene el viaje. Es siempre una pasada viajar cin la autocaravana por Francia, aunque la piscina climatizada del camping parece un poco llena, no?

    • La verdad es que el viaje estuvo muy bien y el camping está muy bien preparado. Como había mucha gente, y sobre todo familias con niños, y el tiempo a veces estaba nublado la piscina climatizada era el punto de encuentro y distracción, pero no estaba excesivamente masificado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s