Navarra y sur de Francia con niños. II. Comarca de Xareta

Del 25 al 31 de marzo de 2013.

Urdazubi-Urdax

Tras Falces y Lekunberri, Urdax nos acogió al anochecer con una tenue lluvia, pero la impresión que nos causó fue muy agradable. Para aparcar fuimos al parking señalizado a la entrada del pueblo, junto al Monasterio de San Salvador. Es un aparcamiento amplio pero con bastante ocupación porque Urdax es muy visitado por turistas y senderistas de España y la cercana Francia, con la que está unida por varios senderos, antaño muy frecuentados por sus habitantes y contrabandistas. En este sentido es curiosa una placa en uno de sus bellos edificios decimonónicos dedicada a San José: “patrono de los contrabandistas y perseguidos”.

Urdax Palaca dedicada a San josé

De noche su aspecto era de un lugar tranquilo pero acogedor, con grandes casas señoriales en piedra (la mayoría del S. XVIII), una amplia plazoleta delimitada por el monasterio e iglesia (cuyo origen se remonta al S. XVII) y un discurrir canalizado pero en estos días vigoroso del, en esta zona naciente, río Ugarana.

Urdax_aparcamiento

La mañana siguiente, apacible y soleada la dedicamos a ir dando un paseo a las cuevas de Ikaburu para poder contemplar con más detenimiento construcciones y paisajes y para disfrutar, para deleite de las niñas, de su amplia fauna campestre: caballos, ponis, abundantes rebaños de ovejas, carneros y sus respectivos corderos, vacas, burros, gallinas…

Urdax_animales

La visita a las cuevas, consideradas el yacimiento prehistórico del paleolítico superior más importante de Navarra, duró unos 45 min. Visita guiada por sus grutas y pasadizos forjados por el tiempo y la acción del pequeño río subterráneo Urtxeme, con sus estalactitas, estalagmitas y la presencia inesperada, dado su carácter huidizo y poco social, de un murciélago dormido.

Ikaburu

Ikaburu_galeria

Ikaburu_murcielago

Ya en Urdax y después visitar la venta, tienda de ultramarinos y bar donde mantuvimos una amena conversación con su dueña, y comer, recorrimos un pequeño tramo del “camino de la ferrería”, paseo apacible entre árboles y sorteando el río que hubimos de dejar pasado uno de sus puentes porque el camino, debido a las lluvias, se hacía impracticable.

Urdax_Venta

Urdax_paseo

A buena hora marchamos en dirección a Zugarramurdi, a visitar las “Cuevas de las Brujas”, lugar, según cuentan las malas lenguas, de aquelarres y brujería.

Zugarramurdi

Zugarramurdi también mostraba el encanto de sus construcciones  pero el objetivo eran las cuevas.

Dejamos la autocaravana en el aparcamiento que hay a las afueras del pueblo, en dirección a Sara, en Francia. Hasta la Cuevas de las Brujas hay un pequeño recorrido, en su primer tramo flanqueado por casas antiguas en piedra típicas de la zona y que rematan en el Museo de las Brujas, y que continúa con un corto camino pavimentado.

Zugarramurdi_casa

La visita era libre, ayudados de un folleto explicativo y las señalizaciones oportunas sobre el terreno. A parte de la leyenda que acompaña a estas cuevas, las celebraciones de aquelarres y actos de brujería  y que ejercen sobre ellas cierto encanto y un gran reclamo, la gran cavidad central, de 120 de longitud, unos 10 m de ancho y 12 de alto, con sus respectivas grutas y recovecos  y el recorrido siguiendo el regato del Infierno hacen que sea una visita agradable y entretenida.

CuevaBrujas_grutas

CuevaBrujas_aquelarre

En relación con la historia y leyendas que rodean a estas cuevas tenemos en primer lugar que la palabra aquelarre proviene del prado colindante que tenía ese nombre “Akelarre” (prado del macho cabrío), y que desgraciadamente las celebraciones paganas que tenían lugar en algunas de sus salas tuvieron su mayor repercusión histórica en el SXVII, con el Proceso Inquisitorial de 1609 a 1614 a gran parte de la población, unas 300 personas, en la que 11 personas fueron quemadas en la hoguera.

CuevaBrujas_akelarre

Una vez más cambiamos los planes del viaje. Esta vez  por recomendación de la encargada de las cuevas, que nos aconsejo visitar los pueblos de Sara y Ainhoa, ya en Francia e incluidos dentro de los “pueblos más bonitos de Francia”. Estos dos pueblos franceses junto con Urdax y Zugarramurdi constituyen la comarca de Xareta, pueblos entre los que ha habido y hay una gran comunicación, por carretera y por sus senderos entre montes.

Sara

A apenas 10 km y por una carretera secundaria bien pavimentada se llega, sin casi uno darse cuenta de que acaba de entrar en el país vecino, a este municipio francés.

A su entrada hay un área de autocaravanas en la que pasamos la noche. Situada en el punto limpio de la localidad es de pago, 6 euros noche, mediante máquina expendedora de tickets, aunque nos comentaron que en temporada baja era gratis, se empezaba a pagar a partir de abril, por suerte para nosotros.

Sara_area

Su gran frontón de 1803 da paso a la plaza principal, rodeada de típicas casas rurales de estilo vasco, en cuya proximidad esta la Iglesia de San Martín y el camposanto. Nos sorprendió muy gratamente la iglesia, su decoración interior y en especial las galerías que recorren los laterales de la nave central. También resulta curiosa la inscripción en euskera del campanario, que viene a decir: “Cada hora golpea al hombre, la última le manda a la tumba”.

Sara_plaza

Sara_iglesia

Tras un paseo por el pueblo, disfrutando de las vistas de sus casas y su paisaje marchamos a visitar la cercana Ainoha.

Ainoha

Este bonito pueblecito merece cuando menos un paseo tranquilo. Mantiene bastantes similitudes arquitectónicas con Sara. Al igual que en Sara un gran frontón descubierto, de 1849, y la iglesia y el camposanto constituyen el punto central del municipio.

Ainoha_fronton

Ainoha_cementerio

Son de destacar sus típicas y antiguas casas alineadas en torno a la calle principal, su iglesia, con una torre fortificada de cinco plantas y un llamativo retablo dorado, sus galerías de madera en los muros de la nave principal, y su cementerio, adosado a la iglesia, con mezcla de estelas discoidales con símbolos vascos y lápidas y cruces de granito al uso de estas últimas décadas.

Ainoha_vistas

Ainoha_iglesia

En lo gastronómico destaca por sus Pimientos de Espelette, muy olorosos y nada picantes, de cuyas ristras hicimos acopio para una buena degustación casera.

Aquí os dejo más fotos del viaje:

Y de aquí rumbo a Labenne Océan…

Labenne Océan

.

Anuncios

Una respuesta a “Navarra y sur de Francia con niños. II. Comarca de Xareta

  1. Pingback: Navarra y sur de Francia con niños. III. Labenne Océan | ACEnruta·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s