El turismo itinerante y la paradoja de las áreas de servicio y pernocta

Ante las noticias aparecidas en estos últimos meses relacionadas con las autocaravanas y  la ocupación de espacios públicos por parte de los autocaravanistas y de sus ‘costumbres’, que si invaden zonas urbanas o de playa y dan mala imagen, que si se abren nuevas áreas de autocaravanas en municipios diversos de la geografía española, que si otras se quedan en proyectos y no se realizan a causa de la crisis… me planteo la siguiente paradoja en relación con las áreas de de servicio y pernocta: ¿deberían existir o no son necesarias?

Señalización de Área de Autocaravanas

Está claro por un lado que en nuestra legislación estatal y europea (Instrucción 08/V-74 de 28 de enero de 2008 y la Directiva 2007/46/CE de 5 de septiembre) se defiende el derecho a la libre movilidad y aparcamiento, al igual que para cualquier otro vehículo, siempre que no se produzcan restricciones de circulación o acceso por motivos de peso o volumen o protección medioambiental. Pero algunos ayuntamientos abusando de sus potestades reguladoras reglamentan contra esta ley y prohíben y castigan dura e injustamente su aparcamiento , pernocta y, en algunos casos, además el tránsito de las autocaravanas en sus municipios (destacan por llamativos los casos de Santander, zonas del Levante y Canarias) vulnerando claramente el derecho a la libre circulación. Ahora bien pensemos que están en lo cierto, entonces ¿por qué no se crean áreas de autocaravanas o aparcamientos que permitan a nuestras ACs aparcar y pernoctar en estos sitios?, o mejor ¿ por qué no se tiene una conciencia más europea y se crean espacios o áreas para las autocaravanas o los campings existentes extienden la costumbre europea, ya adoptada por algunos, de crear servicios y tarifas reducidas y especiales para esta forma de turismo de características y necesidades singulares?

El turismo tiene muchas vertientes y todas deben de tener sus posibilidades de desarrollo, al fin de cuentas todas ellas redundan en beneficio de la potenciación del sector turístico, sector en el que España se encuentra entre los primeros destinos en el ranking mundial, y de la economía local, a más afluencia mayor consumo. El turismo itinerante en autocaravana o camper, por otro lado muy activo a lo largo de todo el año, cuenta con la ventaja de su gran movilidad y autonomía, lo que le permite acceder a sitios donde otro tipo de infraestructuras turísticas resultan inviables o muy difíciles de abordar. Conscientes de ello y gracias a la labor de concienciación de las asociaciones de autocaravanistas y al activismo de algunos de sus practicantes estamos asistiendo a la proliferación de áreas, por lo general, en zonas rurales, zonas con atractivos de muy distinta índole: naturales, culturales… pero poco pobladas y con pocos medios que ven en esta forma de turismo una vía de visibilidad, viabilidad, sostenibilidad y crecimiento económico (tenemos el caso reciente del convenio entre la Diputación de Toledo y 30 ayuntamientos para crea áreas  en sus municipios). Mientras que en municipios grandes ,con grandes infraestructuras turísticas, y salvo honrosas excepciones (Gijón, Talavera de la Reina, Palencia y, de momento, Cáceres por citar algunas) no se impulsa ni facilita su creación, es más se dificulta.

Y es aquí donde entra en juego la paradoja. Si se nos niega nuestro derecho a aparcar y pernoctar en las calles de un municipio, entonces, debería existir áreas de servicio y pernocta. Y debería ser el propio interesado quien, por razones de seguridad, servicios o apetencia, elija la opción que más se adecue a sus necesidades y sus gustos: intemperie, área o camping.

En fin y a modo de conclusión, defiendo:

  • nuestro derecho a aparcar y pernoctar libremente en cualquier municipio, siempre dentro del cumplimiento por ambas partes, la municipalidad y los autocaravanistas, de sus respectivas obligaciones y derechos. Aquí sería deseable que la normativa sobre aparcamiento fuera más racional, no es lógica la restricción a abrir techos o ventanas, o poder cocinar dentro.
  • el fomento y apoyo del turismo itinerante con la creación de áreas de servicio y pernocta, ya sean de carácter público o privado, que den respuesta a nuestras necesidades y demandas, y en caso de ser de pago con unos precios acordes a las prestaciones y servicios ofrecidos
  • la diversidad turística de pernocta, cada persona es libre de elegir la opción que más le interesa, pero siempre desde la variedad y la igualdad de oportunidades, no desde la imposición y la predominancia.
Área autocaravanas francesa

Mi agradecimiento a las web de las asociaciones de autocaravanistas, al foro ACPasión y sus miembros, el blog cosasdelautocaravanismo a Autocaravanistas por sus derechos por la información y conocimiento aportado.

Anuncios

2 Respuestas a “El turismo itinerante y la paradoja de las áreas de servicio y pernocta

  1. Yo creo que los ayuntamientos deberíamos estar agradecidos a todas las personas que viajan en furgo o autocaravanas, ya que dan vida a los pueblos. Es más, en los espacios públicos preparados para tal fin deberían de ser gratuitos,

  2. Pingback: El derecho de estacionamiento y pernocta de los autocaravanistas, en peligro | ACEnruta·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s